Skip to content

Geografías del amor

Son historias de amor, simple y llanamente. Se cuentan en primera persona o no; son locas, raras, hetero, homo… Unas son buenas, otras malas, tristes o nostálgicas, pero todas evocan los lugares donde pasaron: playas, ciudades, restaurantes…

Puede haber una relación entre el carácter agreste y el desierto del lugar, o la planicie del espacio y el pecho plano; puede haber monte donde antes todo era pasto. El punto es que el lugar traiga el recuerdo, y el recuerdo evoque la geografía…